Mamá primeriza Pt.1

Actualizado: oct 9

SALMO 23 PARA EL CORAZÓN DE UNA MAMÁ PRIMERIZA

En los últimos meses de embarazo y toda esta primera etapa post parto mi esposo y yo nos hemos echo el hábito de repetir el Salmo 23 todas las noches antes de dormir. Mi anhelo es nunca repetirlo sin meditarlo y cada que lo declaro de esta manera Dios habla a esta etapa de mi vida. Este versículo tan comúnmente pronunciado ha sido una fuente inagotable de vida y paz a mi corazón, te invito a leerlo a través de cada una de mis dificultades…


“El SEÑOR es mi pastor; tengo todo lo que necesito”

¿Recuerdas ese momento cuando pusieron ese pequeño humano en tus manos por primera vez?, ¿Recuerdas ese sentimiento de insuficiencia? Para mí ese sentimiento venia en olas, unas olas eran pequeñas y suaves, pero otras eran demasiado aterradoras y agresivas. Cada día venían retos más grandes y cosas para las que me sentía menos calificada. Pero al diario repetir — Él Señor es mi pastor NADA me faltara — me ha enseñado que Dios no solo cubre mis necesidades físicas al darme todo lo que necesito en lo material, sino que también nada me faltará, o como dice esta versión tengo todo lo que necesito. Todo lo que necesito en mí, en este momento, para ser la mamá que mí bebe necesita.

“En verdes prados me deja descansar; me conduce junto a arroyos tranquilos. Él renueva mis fuerzas.”

Creo que las palabras posparto y descansar no se llevan tan bien, o ¿me equivoco? Entre que nuestro humanito se levanta cada dos horas, la leche no baja y cuando baja el sentimiento angelical que esperas al inicio de la lactancia es mas como un puñado de cuchillos que tienes que aguantar para que tú bebe no pierda peso es inconcebible que una mamá pueda asimilar el descanso. Pero Dios sigue siendo una fuente inagotable de descanso, Él nos invita a acudir a Él para ser conducidas por aguas de reposo. Me encanta por que no nos dices que nos vamos a echar a ver el agua correr tranquilamente, sino que nos dice que nos conducirá junto a esas aguas. Si bien es cierto que experimentas agotamiento físico, aún en medio de ese inevitable agotamiento serás conducida por aguas que te permiten reposar. Esto en mi mundo se ha traducido en la ayuda de personas a mi alrededor que me han brindado su apoyo. Es un proceso de humildad y rendición reconocer que necesitamos ayuda, no te hace mala mamá aceptarla, es una de las maneras en las que Dios te permite descansar y será Él quien renueve tus fuerzas. Experimentar eso es algo sublime, ser recargada por Dios es algo que la solo la maternidad me ha permitido experimentar.

Quiero terminar esta primera parte de esta serie de mini blogs con esté versículo.

“Me guía por sendas correctas, y así da honra a su nombre”

Mamá, cuando Jehová es tu pastor, Él se convierte en tu guía, hay tanta incertidumbre en nuestros corazones, y al mismo tiempo hay tantos consejos e información en el mundo que es abrumante. Por eso necesitamos ser guiadas, necesitamos un norte que nos lleve a dar pasos firmes en cada una de las decisiones que tomamos en la maternidad. ¡Que hermoso es saber que esa guía nos llevara por sendas correctas! Escucha los consejos que te den las personas a tu alrededor, lee toda la información que consideres necesaria pero cuando sea tiempo de tomar una decisión, déjate guiar por tu pastor por que Él te llevará por el camino correcto, por que el camino correcto trae honra a quien Él es.

⁃ Ishah Meraz

Web: https://ishahmeraz.wordpress.com

Insta: @Ishahmeraz

FB: @ishahmeraz

Al donar o comprar nuestros libros estás contribuyendo a que sigamos dedicando tiempo y recursos para generar contenidos gratuitos para todos. Muchas gracias

©2020- by Vivo Alternativo. 

0
Logo Vivo Alternativo