Crítica - Nuestra adicción oculta.

Dios creó en nosotros un sistema hormonal (endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina) que nos recompensa con una agradable sensación cuando hacemos lo que es correcto; cuando ayudamos a una persona en necesidad, cuando hacemos ejercicio, cuando servimos a otros, teniendo intimidad con nuestro(a) esposo(a), cuando usamos nuestros talentos para bien, cuando terminamos una tarea importante, etc.


Pero ese sistema puede ser hackeado generando estas recompensas para nosotros cuando no las merecemos; comprando lo que no podemos pagar, consumiendo pornografía, recibiendo likes, usando drogas, jugando juegos de video, entre otros.


No nos volvemos adictos a estos comportamientos, nos volvemos adictos a la plenitud artificial que nos proporciona sin hacer esfuerzos reales. Tal vez muchos lo sabemos y por eso evitamos caer en estas adicciones, pero hay otro comportamiento que causa el mismo efecto, pero es más difícil asociarlo con una adicción: criticar a otros.


Criticar a otros nos inyecta de un sentimiento de superioridad sin ser superiores; nos da la sensación de que hemos logrado algo sin lograr nada; desvía la atención de los demás hacia nosotros; nos hace sentir más inteligentes, más poderosos o espirituales, pero, sobre todo nos ayuda a olvidar nuestros fracasos y a esconder nuestras victorias reales.


Criticar a otros se puede convertir en nuestra droga, nuestro primer impulso cuando vemos una publicación, cuando consumimos en algún restaurante, o nos cuentan del logro de alguien, o hasta cuando un amigo nos cuenta sus metas. Lo primero que hacemos es buscar la falla o el defecto, y al encontrarlo y exponerlo viene a nuestro cuerpo la tan esperada sensación de éxito, aunque sea inexistente.


Para vencer esta adicción necesitamos primero aceptar que la tenemos, y empezar a combatir nuestra inclinación a criticar, pero, sobre todo, usar nuestro tiempo y energías para hacer lo que verdaderamente fuimos llamados a hacer.


Gálatas 6:4 Presta mucha atención a tu propio trabajo, porque entonces obtendrás la satisfacción de haber hecho bien tu labor y no tendrás que compararte con nadie.

63 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2020- by Vivo Alternativo.