• Danny y Cynthia Osuna

Tres opciones que consideran los novios que esperan un bebé

Cuando una pareja de novios descubren que están esperando un bebé, entran en una crisis porque no estaban listos para una noticia así. Inundados de muchas emociones como el temor, la tristeza, desilusión entre otras se ven orillados a tomar decisiones, y en la mayoría de las veces sin el apoyo o dirección de un adulto responsable.


De todas las opciones que pasan por sus mentes hay tres que más comunmente consideran; un aborto, irse a vivir juntos o casarse, o quedarse cada quién en su casa y continuar su vida como solteros.


Opción #1: Aborto



En muchas de las ocaciones, la opción que parece más fácil y rápida es el abortar, ya que esto evita hablar con los papás, el castigo y vergüenza, enfrentar las responsabilidades de tener un hijo, dejar la escuela y los planes que se tenían, etc. Y es natural querer huir de algo abrumador que aparenta ser un fracaso doloroso para los jóvenes que apenas empiezan su vida. Normalmente cuando se considera esta opción hay muchas emociones y circunstancias de por medio, tal vez el abandono del novio, o el enojo de uno de los dos, además el bombardeo hormonal que esta experimentando la novia, el temor a que alguien se entere, el sentimiento de rechazo por haber fallado a Dios, etc.


En muchas familias se ha sembrado un gran temor a fallar a Dios o a los papás, no por amor o respeto a Dios, si no por el qué dirán. Hay padres que literalmente le han dicho a sus hijos "Si quedas embarazada, olvídate que tienes padres" o tal vez los hijos han experimentado que alguna amiga o familiar quedo embaraza y los padres la hicieron pedazos con sus juicios y criticas. Y este trasfondo crea un gran temor para hablar con los papás y pedir la ayuda necesaria. Todo lo anterior crea un ambiente en casa que orilla a muchos jóvenes a considerar el aborto como la mejor opción.


Cuando un joven considera el aborto, está tan presionado y asustado que no alcanza a ver "La imagen amplia" de la situación, solo puede ver la salida rápida a su problema, pero en realidad no considera el grán impacto que un aborto implica:


  • El impacto al bebé: El aborto es terminar prematuramente la vida de un ser humano amado por Dios y con propósito. Las personas piensan ser dueñas de su propio cuerpo y que eso les permite decidir sobre ellos mismos, sin embargo esto tiene un limite, porque si puedes decidir por ti siempre y cuando tus decisiones no afecten a otros. En este caso son dos cuerpos de los que estamos hablando, el de la mamá y el del bebé. El sentido común y la ciencia moderna reconocen que en un embarazo hay dos vidas y dos cuerpos aún a nivel celular.


Salmos 119:3 Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo y me entretejiste en el vientre de mi madre.


  • El impacto a la mujer: 10% de las mujeres que abortan quedan estériles, otro 10% quedan afectadas de tal manera que experimentan abortos involuntarios en sus embarazos deseados, 59% de las mujeres que abortan sufren problemas emocionales comparadas al 9% de las que no. La posibilidad de tener un parto prematuros más adelante sube de un 5% a un 15%. También puede ocurrir perforación del útero, coágulos sanguíneos en los pulmones, infección, y hepatitis producidapor las transfusiones, que podría ser fatal para la mamá.


  • Impacto en la pareja: En la mayoría de los que han experimentado aborto, la culpa y el luto se apodera de su corazón y su mente. Lo que se tradue a conflictos relacionales. Si no nos sentimos bien con Dios y con nosotros mismos tampoco es muy dificil estar bien con otros. Además, el aborto no resuelve la inmadurez de la pareja, ni eliminara el problema de inmoralidad sexual solamente esconde una de las consecuencias. Inclusos muchos de los novios que practican el aborto, no permanecen juntos y continuan con su vida sexual activa fuera del matrimonio repitiendo la misma historia con otros(as)


Para los hijos de Dios, nuestro cuerpo ya no nos pertenece si no es de Dios, y aún aunque hayamos fallado a sus mandamientos y estemos experimentando las consecuencias, no nos da derecho a actuar en contra del bebé.


1 Corintios 6:19-20  ¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí mismos, porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo.