• Danny y Cynthia Osuna

Gracias

Si tuviéramos una percepción real de nosotros mismos nos daríamos cuenta de que no merecemos tanto como creemos, todo lo bueno que tenemos es un regalo inmerecido de Dios (Su gracia), aun nuestro(a) esposo(a).


Es este entendimiento lo que cambia nuestra actitud de queja a una actitud de agradecimiento hacia Dios y hacia nuestro esposo(a) por todo lo que nos da. No importa la circunstancia siempre hay motivos para estar agradecidos:


Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18


Cuando cambiamos la actitud de queja por agradecimiento las fallas se minimizan y empezamos a disfrutar más de lo que tenemos en vez de estar demandando lo que no tenemos. La actitud de agradecimiento con nuestro cónyuge también le sigue estimulando a seguir haciendo lo bueno y a trabajar en sus deficiencias, en cambio, la queja es frustrante y desmotivadora. La queja te debilita y elimina el deseo de cambiar. Te deja con el sentimiento de que nadie reconoce tus avances y que tu cónyuge solo está enfocado(a) en tus errores y carencias.





Decide eliminar la queja de tu boca. Por cada observación que necesites hacerle a tu cónyuge por lo que hace mal o no hace, asegúrate de haberle agradecido por 5 cosas que hace bien.

Haz un recuento de todas las cosas que tu cónyuge hace por ti y por tus hijos. Tómate el tiempo de agradecerle y reconocerle públicamente delante de tus hijos, delante de tus padres y delante de tus amigos. Esto será un gran estímulo para él/ella.


RETO: Sube una imagen de tu pareja y da gracias a Dios por 5 cualidades que amas de el o ella. ¡Etiquétanos! @SomosIndivisibles #Indivisibles

27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2020- by Vivo Alternativo.